jueves, 30 de junio de 2016

HASTA MÁS VER


El Blog y yo, después de dos años a pie de obra, nos despedimos hasta otoño. ¿Qué día de otoño? ¿Podría ser un poco más preciso? Mejor que no, así las apetencias crecen y el mundo está en vilo hasta nuestra reaparición, la mía y la del Blog, que volveremos, Dios mediante, de la mano. Entretanto, este adiós musical.

10 comentarios:

  1. ¡Pues que disfrute Usted de las vacaciones junto a su familia, los blogs son como las personas necesitan sus descansos también y tienen su personalidad!, ahora eso sí, Señor Rey que el Adiós sea solamente temporal, aquí estaremos de nuevo para leer sus buenos consejos literarios.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz y descansado verano, igualmente, de parte del blog y mía. Gracias por estar.

      Eliminar
  2. PARA LEER CUANDO SALGA DE SU PERIODO DE REFLEXIÓN
    Estimado Rey de Sola,
    mis ojos están mal, averiados de nacimiento, pero han visto que en el enlace creado para conducir al lector a la reseña de "El baile" de Edgar Neville ha escrito por equivocación "El sabio" en vez de "El baile".
    El enlace en cuestión ocupa el puesto veintitrés de la lista creada que incluye las "RESEÑAS DE TEATRO POR AUTOR".
    Siendo usted sabio en grado superlativo, no es de extrañar que esa virtud suya haya saltado al teclado (tal vez en un gesto de rebelión por poner sus conocimientos al servicio de lectoras necias como yo) y se haya querido manifestar. En definitiva, el desliz de un sabio es también un sabio desliz. Gracias por dejarme leer su trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Corregiré eso en cuanto pueda. No sé en qué estaría yo pensando... Gracias por tus amables y superlativas palabras. Un saludo.

      Eliminar
  3. Que infinita injusticia Sr Rey que el nobel de literatura no se lo hayan dado a Vd.,con lo merecido que lo tiene!

    ResponderEliminar
  4. Señor Rey, voy a hablar con Dios para que le recuerde que estamos esperando con gran entusiasmo su escritura. He rezado salves, ave marías y padrenuestros a todo el santoral y deben estar todos reunidos leyendo "Entre verdugos" o su teatro, o qué sé yo, pero no me han hecho caso...A ver si a Él...

    ResponderEliminar
  5. Sí estamos todos esperando su vuelta estimado Señor Rey, y además con muchas ganas de vueltas a las aventuras literarias como los mosqueteros. Un beso Señor Rey. Anónima Teresa.

    ResponderEliminar
  6. Estése tranquila, anónima Consuelo. Obedeciendo sus imperiosas sugerencias me limitaré a leer y callar. LEER, LEER y volverlo a LEER. Ése es mi privilegio. Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  7. Señor Rey, no sé qué pasa en las alturas, pero mis rezos no llegan. Somos muchos quienes esperamos ansiosos su vuelta. ¿Para cuándo será...? Los ánimos decaen y hay quienes tienen en usted al mejor lazarillo literario que una pueda imaginar. Un saludo esperanzador de una lectora fracasada.

    ResponderEliminar