jueves, 24 de marzo de 2016

VIENTRES DE ALQUILER (una aproximación al salvajismo)


El vientre de alquiler, o gestación subrogada, como prefieren llamarla los indinos, ha intentado salir adelante en una comunidad principalísima de España. Al parecer, lo apoya todo el mundo, izquierdas y derechas, con pocas y nobles excepciones. No importa que de momento haya fracasado. Volverán a intentarlo cuando las circunstancias sean más propicias, quiere decirse cuando la tradicional comida de tarro, también llamada campaña propagandística, que la harán por tierra, mar y aire, socapa de ampliación de derechos, haya surtido los efectos deseados. Lo de la ‘gestación subrogada’ además de mamarrachos, sois cursis– significa ni más ni menos que vuelve la esclavitud, porque supone aprovecharse de una pobre señora en su doble indigencia moral y de bolsillo. Sí, sé que se dice que no cabe intercambio económico o mediación de este tipo, pero ésta es la habitual coartada o milonga a que se agarra uno y además quedas molón. Claro que habrá pasta por el medio. ¿Nos tomáis por idiotas? Qué motivo, si no, tendría la ‘gestante subrogada’ para prestarse a la, por lo menos, incómoda, molesta y alambicada operación, pues un embarazo no es cosa de broma. Por las mismas, y ya que nos ponemos maripuris, que es lo que se estila, podíamos referirnos a la prostitución como coño de alquiler o coito subrogado, pero no lo harán porque suena muy peor, dirán ustedes. El lenguaje se ha vuelto melifluo y canalla. Acordaros tú cuando comenzó, ya va haciendo años, a denominarse al aborto interrupción voluntaria del embarazo, porque lo de aborto sonaba como bestia, que es lo que es: arrancar a un hijo de las entrañas de su madre, con el aturdido beneplácito de ésta, lo que ya es de nota. Ningún ser humano tiene derechos sobre otro, a ver si algún día lo aprendemos. Obligaciones, sí, principalmente con los humildes, débiles, menesterosos y sufrientes. Derechos, no.  ‘A veces me entra tristeza y otras veces depresión’, que nos cantaba aquel Cafrune. Y me pasa también por la cabeza si, visto lo visto y a lo que estamos llegando, la guerra aquella mundial número dos no la ganaron, junto con los de la hoz y el martillo, que engulleron la mitad del continente europeo, aquellos otros señores de la esvástica, primos hermanos los unos de los otros, como nos dejó claro Vasili Grossmann en su genial Vida y destino. Ambos totalitarismos fueron precisamente los que comenzaron con la ‘ingeniería humana’ que devino en sangre, y luego, ahora, se suma la parte más inmisericorde del capitalismo. Buenas tres patas para un banco. Qué monstruosa sociedad estamos creando. Eso sí, cada vez con más derechos. Tenemos tantos derechos, más los que nos irán cayendo, que llevamos el espinazo doblado bajo su peso. Ya me contarás cuando haya que ir pagando la factura. Porque siempre hay factura, a estas alturas tendrías que saberlo. Lo que nos vamos a reír.



17 comentarios:

  1. El salvajismo empieza por el lenguaje para ir calentando motores, y luego se pasa a la acción. Y sí se paga y pagaremos facturas, lo malo que hasta los pocos inocentes también lo pagaran y los culpables escaparan de nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los culpables siempre escapan... hasta que no escapan.

      Eliminar
  2. Veo la nota y los comentarios, y todo es regulación, parece que no se hablara de personas, y nadie se pone en los zapatos de aquellos que buscamos nuestro propio hijo por años sin resultado positivo.
    Hablan de que es capricho de niños ricos y el progreso, y las mujeres que aceptaban con acuerdo de la reina portar el descendiente del rey, allá por el 1700 antes de cristo??
    Para mi es la mejor experiencia que hemos vivido con mi pareja.
    Después de 10 años de tratamientos y arribando a la conclusión que mi útero con malformación congénita imposibilitaba los embarazos naturales, tuvimos esta oportunidad.
    En uno de sus viajes de negocios a mi marido le toco Ucrania, y allí contacto la clínica Biotexcom, donde el asesoramiento y acompañamiento fue excelente.
    Desde los primeros chequeos médicos hasta la elección de madre portadora, desde los varios intentos hasta lograr la fecundación hasta recibir en mis brazos a mi bebe, he estado siempre contenida.
    Ni miedos, ni dudas, ni tampoco las críticas de mi entrono familiar y laboral, que me enjuiciaban tal brujo medieval, pobres tristes hipócritas.
    Sera que a los que no les cuestan las cosas le es fácil ponerse en jueces...
    También nos acompañaron en los trámites legales, que por suerte en ese país no son difíciles dado que hay una ley que regula todo el proceso.
    La verdad que todo lo vivido, gracias al servicio profesional que nos dieron, mas la sonrisa de mi hijo desde la cuna, justifican todo y confirman que ha sido al mejor elección.

    ResponderEliminar
  3. Veo la nota y los comentarios, y todo es regulación, parece que no se hablara de personas, y nadie se pone en los zapatos de aquellos que buscamos nuestro propio hijo por años sin resultado positivo.
    Hablan de que es capricho de niños ricos y el progreso, y las mujeres que aceptaban con acuerdo de la reina portar el descendiente del rey, allá por el 1700 antes de cristo??
    Para mi es la mejor experiencia que hemos vivido con mi pareja.
    Después de 10 años de tratamientos y arribando a la conclusión que mi útero con malformación congénita imposibilitaba los embarazos naturales, tuvimos esta oportunidad.
    En uno de sus viajes de negocios a mi marido le toco Ucrania, y allí contacto la clínica Biotexcom, donde el asesoramiento y acompañamiento fue excelente.
    Desde los primeros chequeos médicos hasta la elección de madre portadora, desde los varios intentos hasta lograr la fecundación hasta recibir en mis brazos a mi bebe, he estado siempre contenida.
    Ni miedos, ni dudas, ni tampoco las críticas de mi entrono familiar y laboral, que me enjuiciaban tal brujo medieval, pobres tristes hipócritas.
    Sera que a los que no les cuestan las cosas le es fácil ponerse en jueces...
    También nos acompañaron en los trámites legales, que por suerte en ese país no son difíciles dado que hay una ley que regula todo el proceso.
    La verdad que todo lo vivido, gracias al servicio profesional que nos dieron, mas la sonrisa de mi hijo desde la cuna, justifican todo y confirman que ha sido al mejor elección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no juzgo a nadie, señora, y mucho menos a personas como usted. Examino hechos y doy mi opinión sobre los hechos. ¿Acertada? ¿Equivocada? El tiempo lo dirá. Un saludo.

      Eliminar
  4. Yo tampoco veo nada bien esto de los vientres de alquiler. Hay muchos niños por adoptar. Yo no lo haría. Punto. Y muchos queremos tener otras cosas y no podemos, sencillamente. Estamos creando una sociedad que todo lo tiene que conseguir como sea. Es mi LIBRE opinión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes cuanto cuesta adoptar un niño? anónimo... no solo hablo de pasta sino de tramites, papeleos, exámenes y con antecedentes de cáncer también te lo deniegan. No es un menú a la carta, donde voy retiro un niño cuando y como se me plazca, suena tan discriminatorio como alquilar un vientre, ademas lo que define la relación madre hijo es el amor que se desarrolla en años, por eso no entiendo que mandes a adoptar también a las parejas fértiles. Ellos si pueden tener su hijo, su sangre sin responsabilidad social de adopción?
      Y no puedes compara tener un hijo con tener ninguna otra cosa en la vida, sin carro, sin casa, sin trabajo y hasta sin comida puedes realizarte como persona, pero sin un hijo?
      Medita más tus palabras y profundicemos el tema, que esto no es una compra-venta, sino el futuro de muchos padres frustrados

      Eliminar
  5. Coincido con Mhirta, el embarazo subrogado es la solución a a muchas parejas que nos desvelamos soñando con un hijo de neustra propia simiente.
    Sus testimonios son los que valen al pena, porque contagian ganas de enfrentar el desafío de ser padres.
    Mucho miedo miedo con mi pareja por lo legal y la madre portadora, pero ni bien contacte con Biotexcom se disiparon.
    Estas preparados para todas las contingencias, y son muy profesionales.
    Ya estamos empezando un programa de embarazo subrogado con ellos porque estábamos casi decididos, pero tu testimonio Mhirta nos termino de envalentonar.
    Gracias, y nunca dejes de dar a conocer tu caso, dará aliento a muchos más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leonor, no deseo lo más mínimo polemizar con usted sobre un tema tan altamente emocional. Pero me reafirmo en la opinión de mi artículo. Y un pequeño dato: esa empresa cobra dinero -me imagino que no poco- por lo que hace; yo no. Un saludo.

      Eliminar
  6. Somos una pareja española que durante 13 años buscamos la forma de tener un hijo de nuestra propia simiente.
    El embarazo subrogado es la mejor solución, y comenzamos a informarnos de lugares con mejores garantías y servicios.
    Tabasco era una posibilidad, pero con al nueva legislación moralista, que equivoca el enfoque, como si los padres que deseamos solucionar tantos años de sueños insatisfechos por problemas de nuestra genética fuéramos simples mercaderes de carne y vientres.
    Por suerte otros países observan de forma holistica el problema y brindan excelentes oportunidades.
    Hemos iniciado finalmente un programa de embarazo subrogado en al clínica Biotexcom de Ucrania, donde todos los detalles son cuidados y la madre sustituta es alguien más del equipo y no una vasija alquilada.
    También el servicio profesional es de destacar y los costes son lógicos, sin olvidar que todos los trámites legales están previstos y solucionados.
    Iniciamos así nuestro ansiado camino a la paternidad, ojala México lo entienda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alejandra Fernández, me alegro de que "la madre sustituta es alguien más del equipo y no una vasija alquilada" -lo dice usted- "los costes son lógicos" -lo dice usted, aunque no dice a cuánto asciende la operación- y "todos los trámites legales están previstos y solucionados" -también lo dice usted-. Todo está previsto, todo es lógico, todo irá, en consecuencia, sobre ruedas. Hay quien piensa de otra forma, sin embargo. Un saludo.

      Eliminar
    2. Javier suena muy irónica tu respuesta para con Alejandra, obvio que lo dice ella, para eso dio su testimonio, quien quieres que lo diga??
      Por otro lado te preocupa el coste? En nuestro caso fueron 35.000 euros, implico los estudios médicos nuestros, de la madre portadora, la fertilización asistida in vitro de mis óvulos con el semen de mi marido, la inoculación en el útero sustituto, los meses de embarazo, la firma de contratos, papeleos de nacimiento, pasaporte del bebe y dos viajes, el primero y el ultimo, los demás los costeamos por nuestra cuenta a parte.
      Un negocio, como tu dices... ahora pregunto, cuanto es el gasto de un embarazo natural, aquí en España, y que no sea por cesárea, te lo has preguntado? o es gratis acaso.
      Abrid la mente por favor, y el corazón también, se necesita más comprensión que acusaciones, os dejo mis saludos

      Eliminar
    3. Leonor Sayago: creo que tengo la mente algo abierta y el corazón no del todo cerrado. Yo no demonizo a nadie y espero, también, no ser demonizado por opinar en conciencia lo que opino. Un saludo.

      Eliminar
  7. Deberían preguntarse antes de opinar: ¿qué es lo que lleva a esta gente a gastarse una millonada, a hipotecar su vida en algunos casos, a tener que vender una casa o un coche, a hacer miles de kilómetros a otro país, a pasar un embarazo lejos de tu bebé, etc.?
    Sólo queremos ser padres igual que tú.
    Cada caso es un mundo, y detrás de cada caso, hay una enfermedad que no te permite ser madre, una infertilidad, una negligencia médica, un accidente que truncó tu oportunidad de ser madre, etc. Nadie hace esto por gusto, todos querríamos ser padres de forma natural con nuestra esposa o pareja embarazada, pero hay quien no tiene esa suerte y la gestación subrogada es la solución y la esperanza para cumplir el sueño de ser padres.
    La maternidad subrogada, que consiste en que una mujer lleve el embarazo y dé a luz a un bebé que le pertenece a otros padres, es una práctica que puede considerarse tan caritativa para unos, como disparatada para otros.
    Aunque esta práctica es un tema que ha tenido discusión casi nula en materia legal, son muchos los casos de mujeres que rentan su útero.
    Cuando se define que hace falta un embarazo subrogado?
    Es obligación peregrinar por todos los tratamientos anteriores posibles?
    Debo someter mi cuerpo a los experimentos que indiquen médicos y clínicas?
    Debo mortificarme con mas y mas frustraciones?
    Debo peregrinar por la dictadura burocrática estatal de la adopción, que me analiza más que un delincuente para ver si soy digno de amar un hijo?
    Ser padres por embarazo subrogado ha sido la mejor experiencia que he vivido.

    ResponderEliminar
  8. Después de pasar por varios tratamientos de fecundación in vitro, que fracasaban uno tras otro.
    Llegamos a hacer a lo largo de 2 años 7 tratamientos en dos clínicas distintas de primer rango, con resultados cada vez más decepcionantes.
    Tuvimos que abandonar porque a mi esposa le detectaron un cáncer, que afortunadamente se pudo tratar.
    Pero que nos tuvo dos años pendientes de un hilo, porque lo primero era la salud de mi esposa.
    Pensamos entonces en la adopción internacional.
    Cual fue nuestra sorpresa cuando después de muchas reuniones en una entidad de colaboración para la adopción internacional (conocidas como ECAI).
    Nos denegaron el informe de idoneidad porque mi esposa había padecido un cáncer,y aunque se había curado, con diagnostico favorable, nos denegaron el informe de idoneidad.
    Eso fue un mazazo muy difícil de superar, porque se nos cerraban más puertas.
    Entonces conocimos los embarazos subrogados, y muchas agencias en diversos países.
    Tardamos casi un mes en decidirnos, pero al final contratamos en Ucrania.
    Firmamos un contrato con la clínica Biotexcom.
    Enseguida nos hicieron firmar el contrato, bajo su supervisión, y a los pocos días nos mandaron 3 fichas de madres subrogadas, y 3 fichas de donantes, con las características similares a las que habíamos pedido.
    No tardamos ni 24 horas en tener claro quién iba a ser la madre portadora, y quien la donante, porque después del cáncer de mi esposa, los médicos recomendaron que no se sometiese a una estimulación para obtener más óvulos, porque podía desarrollarse de nuevo el cáncer.
    Cuando decidimos cual iba a ser la madre, y la donante, el despacho de abogados nos organizó una entrevista por internet, con la madre y la donante.
    Estuvimos casi una hora charlando con ellas, con un traductor español, y pudimos preguntarle todo lo que quisimos, sus aficiones, su historia, sus antecedentes familiares etc… eso nos tranquilizó mucho.
    Implantaron los embriones. Decidimos implantar dos, por si acaso.
    Pudimos hacer selección de sexo, porque queríamos una niña.
    Lamentablemente la primera implantación no prosperó.
    Se hizo una segunda implantación al cabo de un mes y medio. Y esta sí que prosperó. Cuando nos dieron la noticia, fue el segundo día más feliz de nuestras vidas (el primer fue cuando finalmente nació nuestra hija).
    Es como si nos hubiesen dicho que mi esposa se había quedado por fin embarazada.
    Y llegó el día. Nos notificaron que la madre se había puesto de parto dos semanas antes de lo previsto, y rápidamente preparamos todo para ir a Ucrania.
    En el hospital nos dejaron tomar nuestra niña en brazos.
    Por primera vez, pudimos tomar a nuestra hija en nuestros brazos, y sentir su cuerpecito pegado al nuestro.
    Era un sueño del que no queríamos despertar.
    La niña se quedó en la maternidad 7 días más, para ganar algo de peso, aunque estaba muy bien de salud.
    Mientras tanto, cada día, después de hacer los trámites necesarios íbamos a verla, y por la noche volvíamos al apartamento acompañados del joven del despacho que nos acompañaba.
    Fuimos al registro civil, a inscribir la bebe a nuestro nombre.
    Cuando llegamos a casa, parecía imposible que ya no fuéramos dos, sino tres.
    Y al mismo tiempo, teníamos la sensación de que siempre había sido así.

    ResponderEliminar
  9. Sencillamente algo NAUSEABUNDO ¿Tendremos derecho a que nos de asco total y nos cause nauseas físicas y morales el que una persona -la mayoría de las veces con dinero, no nos engañemos- alquile el vientre de un ser humano para que nazca otro ser humano que será separado inmediatamente del cuerpo del que nació, y todo por el capricho de querer ir contra la ley natural y no ser silente a que la Naturaleza - puede que Dios- no le permite hacer lo que le da la real gana. He dicho, es la opinión de muchos y el que nos dé asco sí que es algo natural, no el "derecho" a ser padres por encima del derecho a tenerlos.

    ResponderEliminar
  10. Perdón resilente (no silente) que quiere decir que no resiste a la frustración, algo que, en numerosas facetas de nuestra vida, todos hacemos.

    ResponderEliminar